Por: @Karenlicious_

Aunque no es un regreso definitivo, o por lo menos ni los integrantes saben si lo será, la banda más emblemática del punk nacional ya tuvo un par de presentaciones las últimas semanas de diciembre y el viernes 8 de enero cerrarón este fugaz reencuentro, mientras deciden qué sigue.

Trasher dijo no saber qué hay en el futuro de la banda, si harán gira por Europa, Estados Unidos o Japón, pues por el momento solo están disfrutando de estas presentaciones.

“Este año se cumplen 40 años del punk rock y somos parte del festejo mundial con este regreso”.

La banda se gestó a finales de los 80 y el nombre es un homenaje a los estudiantes muertos el 2 de octubre de 1968. Grabaron algunos materiales y se desintegraron en 1991. Ahora, parte del grupo vive fuera del país, pero a petición de Aknez, se reunieron en México, ensayaron y tuvieron ya dos presentaciones en lugares que se llenaron y donde gente quedó fuera.

En conferencia, se confesaron siempre punks, pero no de los que destrozan lugares, sino como una banda que no solo toca, que también tiene ideas.

“No venimos por éxito. Pudimos tenerlo cuando La Polla Records nos invitó a tocar, pero quisimos que nuestra banda pasara por problemas reales para reflejarlos. El disco que nuevo estuvo enlatado algunos años pero las letras reflejan problemas que siguen vigentes”.

“Nos margina no tener la indumentaria radical y los pelos parados. Los punks se han marginado y los medios estigmatizaron al rock y estaba dividido, cuando bandas como Santa Sabina o Caifanes iban a vernos, porque éramos amigos”.

Como anécdota, Aknez, vocalista de la banda, comentó que encontró la discografía de Masacre 68 en mp3 en el comercio informal, y que se lo compró a su hija.

“Si Tepito saca un disco de Masacre es porque es una banda chingona”, dijo.


Leave a Reply