Por: @Federock
Estamos a escasas horas de que se lleve a cabo una edición más de uno de los festivales más importantes de Latinoamérica. Diecisiete  años de arduo trabajo les han valido para ganarse ese título, pues con la variedad de los espectáculos que se realizan actualmente, no cualquiera toma la relevancia que tiene esta fiesta de cultura musical.
Este tiempo le ha dado la madurez suficiente tanto a organizadores como al público que año con año asiste. Éste último ha aprendido a escuchar nuevas opciones y no solo pedir las mismas bandas de siempre (Zoé, Café Tacvba, Maldita Vecindad y un largo etcétera); pero también para los organizadores ha sido tarea difícil, pues darle rotación al cartel cada año no es cuestión de días, es tarea de meses y en algunas ocasiones años, darle un enfoque más internacional no fue decisión ni capricho de unos cuantos. Mucho se puede decir de este tema, pero aquí se aplicó muy bien el dicho “renovarse o morir”, el crecimiento los ha llevado por ese camino y a mi parecer ha sido muy acertado, sin perder la esencia latina que lo caracteriza.
Este año hay festival para todos los gustos, no me pondré a dar recomendaciones, pues esas listas ya las hizo todo el mundo. Como cada año, todos nos queremos hacer los interesantes y damos las bandas que seguro veremos porque nos gustan y no porque realmente nos pongamos a analizar la propuesta de cada banda. Por esa razón, al final de este post les dejamos la lista que armamos en Spotify, donde está la mayoría del elenco del #VL15.
Aún recordamos cuando le voló la protección del pasto sintético a Dover (desde esa vez no han vuelto), o cuando en plena presentación de Genitallica, cayó la reja que dividía la curva peraltada del autódromo con el Foro Sol, o la madriza a Alejandro Marcovich, por (según él) guarros de Saúl Hernández y la condición que éste puso de no tocar el mismo día que Molotov para no escuchar Polkas Palabras, o la blusa traicionera de Ely Guerra que dejó ver un poco más de ella, o las numerosas cancelaciones de Puya, o la accidentada primer presentación de Natalia Lafourcade o Calle 13, o la primer aparición de un grupo anglo en el cartel Save Ferris, o las alfombras voladoras.
A pesar de que este año no hay “reencuentro” de alguna banda, no podemos olvidar los regresos de Caifanes, Cuca, Botellita de Jerez y a recientes fechas, Zurdok.
Así que nos quedamos contando las horas para escuchar los primeros acordes de Camilo Séptimo, quien se encargará de inaugurar el festival en la parte musical, y de ahí a darle con grandes emociones, a ver nuevas historias y nuevas experiencias en el evento que en un par de ediciones cumplirá la mayoría de edad.
Ya veremos qué nuevas historias nos deja esta 16va edición del Vive Latino, pero por el momento no queda más que mentalizarnos que están por llegar tres días de pura buena música, así que vale la pena calentar un poco los pies, pues la caminada este año de escenario a escenario será mayor a otros años debido a las obras de remodelación del autódromo. Lo bueno es que algunos tendremos el lunes para descansar o bajarnos la cruda, así que, a darle al rock!!!
 


Leave a Reply